Plein Air 2

Un silencio. Un instante de turbación. El fulgor de la belleza. La lectura del alma. Kandinsky nos preguntó cuánto había de espiritual en el arte…. Yo encuentro mucho en la contemplación de la obra de Alberto Palomera, donde las formas, la materia o el color buscan esa mirada íntima que transcienda para hacernos sentir lo más cerca posible el alma de su arte.

 

Contrariamente a Benedetto Croce, que asevera que la verdadera invención artística se desarrolla tan sólo en ese instante de la intuición-expresión que se cumple totalmente en la interioridad del espíritu creador, mientras que la manifestación técnica, la traducción del fantasma poético en sonidos, colores, palabras o piedras, no sería más que un hecho accesorio, que nada añade a la plenitud y a la precisión de la obra, encontramos que la creación artística desmienten esto Cómo si no entender la grandeza del momento creativo, ese momento en el que el artista impregna la obra con su propia trascendencia, con su  alma.

Anuncios

~ por palomera en abril 1, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: